El arte, el asombro y la salud mental

En este mes celebramos el Día Mundial del Arte. En la Fundación Luis Colocho y el Centro Cultural Mosaico Guatemala, el arte así como la cultura, son las bases sobre las cuales desarrollamos todas las actividades que buscan el fortalecimiento de la salud mental.


La escena artística de Guatemala y la salud mental se vieron gravemente afectados a causa de la pandemia, desde el 2020. Esto no es ninguna coincidencia y solo nos demuestra la íntima relación entre ambos. Así, podemos afirmar que el arte es una gran herramienta para la salud mental. Trabajar en un proyecto creativo ayuda a la relajación, a un mejor análisis de situaciones complejas (problemas) y a concentrarse en lo positivo. También es una herramienta nata para el desarrollo de las habilidades de comunicación y así, mejorar el autoconocimiento que es uno de los pilares de la inteligencia emocional.


El arte es una forma de expresar lo que uno siente y piensa, y puede ser muy cathartico. Pintar, dibujar, bailar, tocar un instrumento o escribir pueden ser formas muy efectivas de manejar el estrés y la ansiedad. El arte también puede ayudar a las personas a conectarse con otras y a crear un sentido de comunidad.


Las personas que se relacionen el arte a menudo (creación y contemplación) son más propensas a un mayor sentido de bienestar y de una mayor satisfacción con la vida.


Permitámonos sorprendernos

¿Cómo puede el arte encaminarnos hacia la salud mental? Independientemente de la disciplina artística que más nos atraiga, el arte puede generar un sinnúmero de emociones y reacciones si nos dedicamos ya se a crear o a contemplar, pero con detenimiento; y haciendo un sobreesfuerzo por dejarnos sorprender y maravillarnos de los detalles de las obras, el baile de líneas, el color de las notas musicales el lenguaje sonoro y el juego de luces y sombras.


Como ejemplo, no podría permitirme dejar pasar la oportunidad de mencionar "Los Pasos Sonoros de Don Chema" del compositor y músico Maya Achi Job Sis como una de las obras que pueden sorprender a cualquiera. El sincretismo sonoro es tan vivo y elocuente que puede llevarlo a uno a la biósfera maya y de inmediato a un "Viaje a las Estrellas"; o al medio oriente con el encantador de serpientes y, de repente, ¡la marimba!


Finalmente, el asombro, más allá de una reacción, debe ser un ejercicio constante. El asombro es la capacidad de percibir lo bello, lo excepcional, y lo impresionante en todo lo que nos rodea. Como un niño.


Caminatas asombrosas

Ya que las caminatas suelen ser muy recomendadas para airear la mente, podríamos convertir estas caminatas en "caminatas asombrosas". El objetivo es ver todo "con ojos nuevos", permitiéndonos maravillarnos de los detalles de los que nuestra rutina nos ha privado. Esto nos permitirá salir de nuestro ensimismamiento, enfocarnos en lo externo y conectarnos con lo físico y lo social. La caminata asombrosa se trata de fomentar el "yo pequeño".


Vengan a sorprenderse al CCMG

Durante abril y mayo tendremos las exposiciones "La esencia de la vida desde la imaginación" de Nataly Guzman, y "Genios del Arte" de Mauricio Palma. Ambas exposiciones son una oportunidad para que el espectador pueda sorprenderse tanto de la estética como del contenido social de una y otra. Nataly Guzman nos expone lo maravilloso de la naturaleza a través de la imaginación; y Mauricio Palma nos comunica el asombro que le despiertan esos grandes nombres del arte como Picaso, Da Vinci y Matisse.